Sin duda el sector más perjudicado durante esta pandemia ha sido el educativo, millones de niños se han visto enfrentados a un confinamiento social que puede incidir en su desarrollo cognoscitivo por eso queremos apoyar a los docentes en programas formativos que reviertan esta situación y adquieran mejores habilidades pedagógicas.